INFORMACIÓN, ANÁLISIS Y OPINIÓN EN MEDIOS Y ESPACIOS


REDACTAR UN ARTÍCULO – RESEÑAR UN EVENTO – CRITICAR UNA OBRA – ENTREVISTAR A UN PERSONAJE – CONCEBIR UN PROGRAMA – COLABORAR EN LA PRENSA DIGITAL – CREAR UN BLOG – ALIMENTAR ESPACIOS Y CANALES DIGITALES PROPIOS – INTERACTUAR EN REDES SOCIALES – PREPARAR UN DEBATE – CONFECCIONAR UN MANIFIESTO – LANZAR UN DISCURSO – DAR UNA CONFERENCIA – IMPARTIR UN SEMINARIO…

CON TIEMPO Y DEDICACIÓN, SON MUCHOS LOS CANALES A NUESTRO ALCANCE PARA COMPARTIR IDEAS, CREACIONES Y REFLEXIONES Y OBTENER BENEFICIOS CON ELLO


Necesitamos compartir ideas, experiencias, reflexiones y emociones

Lo hacemos todos los días, durante la jornada de trabajo y en la vida privada. Lo hacemos en persona, a través del teléfono, recurriendo a la correspondencia tradicional, utilizando el correo electrónico o la mensajería móvil, mediante los medios y herramientas con los que creamos redes sociales o nos adherimos a ellas o por la vía de novedosas herramientas que facilitan compartir mensajes e información on line.

Y lo hacemos tanto en nuestra vida profesional como en nuestro espacio más personal.

La comunicación es, por supuesto, una herramienta para la vida profesional, ya que trabajamos en equipo, interactuando en nuestros oficios y negocios.

Hay, por su parte, ámbitos profesionales en los que la comunicación —vista desde el punto de vista de las empresas o de quienes en ellas trabajan— constituye la esencia de la actividad: medios informativos, productoras, promotores…, a través de los cuales publicamos noticias, artículos, reseñas, críticas, crónicas, reportajes, entrevistas…

Y, fuera del ámbito profesional, conseguimos mediante la comunicación evidenciar los rasgos que nos diferencian y actuamos así en sociedad esperando que quienes pueblan nuestro entorno reconozcan nuestras habilidades, nos asocien con preferencias y sintonicen con nuestro estilo. Tejemos así nuestras relaciones y nos desarrollamos como personas.


Autores por impulso comunicativo o por obligación

Hay momentos en los que proyectamos ser autores y otras ocasiones en las que nos vemos obligados a ser autores. Dicho de otro modo, o buscamos la autoría satisfaciendo nuestros arranques de creatividad o es ella la que nos requiere. Pero no solo somos autores cuando canalizamos nuestra inventiva a través de productos creativos.

Al margen de las actuaciones comunicativas que se dan en el mundo de la empresa en las que representamos a firmas, marcas, instituciones, áreas, departamentos o equipos (y en los que la autoría no pasa del posible reconocimiento profesional), hay momentos en lo que debemos presentar, exponer o transmitir construcciones orales o escritas de cuño personal que han de constar (y además queremos que consten) como obras de cosecha propia.

  • En algunas conferencias, debates, mesas redondas solo nos representamos a nosotros mismos. Ello ocurre cuando actuamos como expertos, bien en ámbitos técnicos o académicos, bien en medios de comunicación. Una ponencia o una aportación técnica en público es autoría en toda su esencia.
  • Cuando acudimos en nombre de alguna entidad, institución o empresa, en muchas ocasiones seguimos siendo responsables únicos de lo que decimos. La política y el periodismo de opinión o investigación son ámbitos en los que se da casi siempre esta circunstancia. Podemos tener éxito o fracasar, y aunque en este último caso quizá provoquemos algún impacto negativo, un simple desmentido o la expresión abierta de una discrepancia desde órganos o responsables del ente representado puede curar con facilidad la herida infligida a costa de abrir aún más la nuestra. Autoría de nuevo, en estado puro.
  • Cuando en el mundo político o en el académico pretendemos asegurar eficacia y brillantez en acciones de comunicación con perseguimos fines y efectos concretos, se hace del todo conveniente la elaboración y manejo rápido de fundamentos, ideas y mensajes a partir de una correcta evaluación de situaciones, estimación de antecedentes, valoración de factores, comparación de alternativas, diseño de estrategias, análisis de impactos y evaluación de consecuencias. Autoría otra vez, caminando muchas veces sobre el alambre.
  • Y si pretendemos demostrar nuestra creatividad, también nos la estaremos jugando, y no solo ante las empresas editoras a las que podamos presentar propuestas de novelas o libros temáticos o ante las productoras que esperan productos para convertirlos en películas o telefilms, sino también ante los medios en los que intentamos publicar artículos, colaboraciones o reportajes, o en programas audiovisuales… Y, por supuesto, ante los potenciales lectores, oyentes, televidentes o espectadores. Autoría, aquí ya en su máxima expresión.

La comunicación es un juego lleno de obstáculos

Tal como sucede cuando los objetivos son creativos o buscamos compartir y divulgar conocimiento, la autoría en el mundo de la comunicación está expuesta a riesgos muy diversos que, si se materializan, pueden perjudicar el resultado buscado y malograr nuestro propósito de transmitir información, generar reflexión o conseguir influencia e impacto. Y en este caso debemos contar con un obstáculo añadido: el campo existente para aplicar normas y estilos es algo más estrecho aquí que en el mundo puramente creativo, ya que los fines son los que son y la tolerancia del consumidor suele ser menor ante la transgresión normativa, la ocurrencia y el experimentalismo.

Algunos riesgos son comunes a la elaboración de obras creativas o divulgativas, pero otros son específicos de los escritos informativos, analíticos o de opinión:

  • Errores gramaticales (sintácticos, ortográficos, semánticos…).
  • Defectos de composición y estructura.
  • Confusión en la elección de formatos y géneros comunicativos.
  • Uso inadecuado de formatos expositivos.
  • Defectos expositivos (vaguedad, ambigüedad, incoherencia, falta de claridad, desorden, repetición, pobreza léxica y retórica, excesiva densidad retórica, excesiva simplicidad, tendenciosidad, lagunas obvias, sesgo…).
  • Erratas ortotipográficas y fallos de acabado.
  • Recurso a ideas, planteamientos, visiones y reflexiones ya manejados con profusión por otros comunicadores.
  • Refritos y otras composiciones mediante el uso indebido de textos y materiales de otros autores.
  • Falta de enfoque propio y manejo de tópicos y obviedades.
  • Abuso de enfoques machacones o de consigna.
  • Incorrección o inadecuación del tono.
  • Mal uso de ideas fuerza.
  • Carencia o insuficiencia de elementos gráficos.
  • Errores técnicos y documentales.
  • Carencia o falta de fundamentación de argumentos.
  • Fallos en el manejo de fuentes.
  • Insuficiencia de citas y referencias.
  • Insustancialidad.
  • Desajuste entre lo prometido y lo proporcionado.
  • Fallos de representatividad y de equilibrio de textos colectivos o asociados a entidades.
  • Seleción de ideas poco relevantes en objetivos de reseña y compendio.
  • Olvido del contenido en favor del potencial de visitas…

documentosdocumentos ARTÍCULOS DE ACTUALIDAD – ARTÍCULOS TEMÁTICOS Y TÉCNICOS – CRÍTICAS DE CINE Y DE LIBROS – RESEÑAS DE LIBROS Y PELÍCULAS – CRÍTICAS DE PROGRAMAS DE TV – NOTICIAS – NOTAS INFORMATIVAS – CRÓNICAS Y REPORTAJES – RESEÑAS Y CRÓNICAS DE EVENTOS – IDEAS PARA PROGRAMAS DE TV – DOSIERES PARA SUPLEMENTOS Y SEPARATAS – DISEÑO DE BLOGS – PÁGINAS Y ENTRADAS PARA BLOGS – CONTENIDOS PARA MEDIOS SOCIALES – CONTENIDOS PARA BOLETINES Y NEWSLETTERS – GUIONES PARA CONFERENCIAS – DISCURSOS – MATERIALES PARA DEBATES, FOROS, PANELES Y MESAS REDONDAS – MANIFIESTOS – DECLARACIONES – COMUNICADOS – RESPUESTAS Y ARGUMENTACIONES…


Los ámbitos de la comunicación incluyen básicamente:

  • El suministro regular u ocasional de contenidos escritos para medios y canales de información, divulgación o entretenimiento.
  • Los proyectos de autoría materializados en colaboraciones destinadas a medios de comunicación.
  • La transmisión clara y rotunda de ideas, argumentaciones o tomas de posición en momentos críticos de la actividad privada, profesional o pública.
  • Las iniciativas comunicativas de personas que han de participar personalmente en medios de comunicación para propagar ideas, opiniones y argumentos, acudir a entrevistas o debatir con otros contendientes dialécticos.
  • La canalización de ideas y reflexiones a través de espacios propios en  la red.

Puedo ayudarte:

  • Suministrando a tu medio de comunicación impreso o digital artículos, críticas, crónicas, reseñas u otros trabajos de información y opinión destinadas a sus secciones o colaborando con otros autores habituales de la organización para elaborarlos.
  • Colaborando contigo, como autor, en la elaboración de crónicas, reportajes, artículos, dosieres, análisis….
  • Elaborando por ti artículos, crónicas, reportajes… cuando tu agenda no te permita cubrir todos los encargos.
  • Preparando documentacion, preguntas y vías de avance para la realización de entrevistas o apoyándote sn su realización.
  • Aportándote guía y asesoramiento lingüístico, estilístico y técnico con el fin de que completes las piezas de información, opinión o fotoperiodismo relevantes que has preparado.
  • Preparando regularmente información sobre el contenido de tu sitio web para seguidores, lectores y suscriptores.
  • Redactando entradas y páginas informativas para alimentar regularmente de contenido tu sitio web.
  • Ayudándote a poner en marcha un sitio web, personalizado en su diseño, estructura y contenido, con WordPress.
  • Apoyándote en la elaboración de discursos, conferencias, comunicados, declaraciones, manifiestos…
  • Apoyándote en la confeción de respuestas, declaraciones y argumentaciones en situaciones de crisis o conflicto o para preparar intervenciones en debates y mesas redondas.
  • Colaborando contigo al objeto de preparar guiones para ponencias, intervenciones y seminarios personales, o ayudándote a confeccionarlos.
  • Colaborando conjtigo para armar una propuesta detallada y original que pueda ofrecerse a promotoras y productoras audiovisuales.
  • Remodelando contenidos en fase de elaboración o pendientes de reedición necesitados de actualizaciones o mejoras relevantes.
  • Ayudándote a preparar intervenciones en espacios o medios de comunicación o reforzando los equipos que con frecuencia colaboran contigo para esos fines.