ANÁLISIS Y DETECCIÓN DE RIESGOS, ERRORES Y DEFICIENCIAS


EN LA ACTIVIDAD PROFESIONAL ES PRECISO DISOLVER INCERTIDUMBRES, PREVENIR RIESGOS, CONJURAR PELIGROS, COMBATIR AMENAZAS. SOLUCIONAR PROBLEMAS, CORREGIR ERRORES Y NEUTRALIZAR ADVERSIDADES

Y DE TODOS LOS FALLOS, DESACIERTOS, DESLICES, IMPERFECCIONES Y EFECTOS NEGATIVOS DEBEMOS EXTRAER APRENDIZAJES QUE ELEVEN NUESTRAS COTAS DE PREVISIÓN Y AUMENTEN NUESTRO NIVEL DE EFICACIA


Exigencia versus perfeccionismo

En el mundo del arte, el autor o artista es dueño absoluto de su producto y puede, por tanto, aun a riesgo de ser tachado de perfeccionista, extremar las cotas de autoexigencia hasta el nivel que considere adecuado y permitan sus necesidades de subsistencia y el ansia por exteriorizar su creatividad. Salvo que haya contratos de por medio que impongan fechas de entrega, serán los autores que confeccionan las obras (novelas, relatos, guiones…, si nos ceñimos a los productos con componentes o fundamentos escritos) los que decidan cuando las dan por acabadas y cuando las ponen a disposición del público al que previeron destinarlas al objeto de que pueda, si lo desea, procesarlas (leerlas, verlas, oírlas).

Pero no ocurre lo mismo fuera del ámbito puramente artístico o de autopromoción. Una buena parte de los contenidos destinados a convertirse en obras literarias, divulgativas, informativas, cinematográficas, escénicas, documentales, normativas… (sean productos finales o instrumentales) tienen unos objetivos funcionales y se elaboran para distintos consumidores y usuarios —otros autores, distribuidores, editores, promotores, productores, instituciones, entes académicos, contrapartes, ponentes, oradores, responsables de áreas corporativas, integrantes de equipos de empresas…— que son individuos, grupos o entidades que requieren los contenidos para su explotación o aprovechamiento en momentos determinados y a costes asumibles.

Cuando existen unas condiciones obligadas para la elaboración, los contenidos deben estar cuando se ha previsto, dentro de los costes definidos y sin más desviaciones que las que quien los encarga esté dispuesto, en su caso, a tolerar (o tuviera ya asumidos en sus estimaciones privadas). No tiene cabida, por tanto, el perfeccionismo.

No obstante, todo producto que ha de servir a unos fines debe ser adecuado para cumplirlos, y ello hace imprescindible que en su elaboración se mantengan ciertos niveles de exigencia que lo destilen de aquellas deficiencias que puedan malbaratar su utilidad, fiabilidad y potencial de éxito.

Perfeccionismo no, por tanto —salvo en las esferas de la creatividad privada, la autoedición o la autoproducción, en las que pueda primar solo el antojo del autor, si es ese su perfil productivo—, pero sí exigencia, la que debe evitar a que el producto elaborado y luego explotado genere incertidumbres, alimente riesgos, presente fisuras que activen peligros y amenazas, cree problemas, albergue errores y haga probable que quien debe extraer beneficios del contenido, o del producto resultante de este, pierda dinero, tiempo, imagen, autoridad, blindaje, oportunidades profesionales o potencial de crecimiento.


Aunque haya deficiencias tolerables, hay que conocerlas

La detección de aspectos que deben cambiarse, corregirse o mejorarse es una necesidad cuando se elaboran contenidos textuales y productos derivados de estos. Cualquier tarea de elaboración, muchas veces precedida de las de documentación y diseño, incluirá labores de análisis, revisión, corrección, mejora, acabado…  Pero también resulta necesaria esta labor analítica en productos ya terminados, en pleno funcionamiento y explotación, cuando se pretende mantener el contenido o se requiere aprovechar de nuevo un material con el fin de prolongar su utilidad, darle una segunda vida o generar nuevos productos derivados. O cuando, para decidir si un proyecto se lleva o no adelante, es preciso valorar las fortalezas y debilidades de una propuesta, estimación, prediseño, versión de prueba o producto piloto.

En estos casos, la labor de análisis del material y la consecuente detección de erratas, errores, desfases técnicos, operativos o terminológicos, desajustes a la actualidad o a estadísticas, inconveniencias, componentes disfuncionales y demás aspectos problemáticos es importante en sí misma, incluso desligándola de los trabajos que puedan o no llevarse a cabo con posterioridad para ajustar el producto y asegurar su funcionalidad o para iniciar su desarrollo, despliegue o derivación.

Será precisamente el informe de diagnóstico realizado sobre un material el que aclare, teniendo en cuenta sus fines actuales o previstos, qué deficiencias hay que solventar y cuáles, por ser inocuas o de escasa relevancia, o por ser solo aspectos cuya mejora no es urgente ni requerida, podrán mantenerse sin riesgo para los objetivos previstos.

Las siguientes son algunas de las deficencias que pueden suponer o dar lugar a riesgos en los contenidos o en los productos derivados de estos:

  • ERRORES TÉCNICOS
  • INEXACTITUDES TÉCNICAS
  • DESFASES ESTADÍSTICOS
  • DESFASES TERMINOLÓGICOS
  • DESLICES DE CÁLCULO
  • DESFASES LEGALES
  • DESAJUSTES LEGALES
  • DESFASES JURISPRUDENCIALES
  • DESACTUALIZACIÓN MANIFIESTA
  • AMBIVALENCIAS
  • DESAJUSTE A MODOS, MODAS Y TENDENCIAS
  • DEFICIENCIAS ESTRUCTURALES
  • LAGUNAS EVIDENTES
  • VAGUEDADES NO PREMEDITADAS
  • AMBIGÜEDADES NO CALCULADAS
  • SIMPLICIDAD EXCESIVA
  • COMPLEJIDAD EXCESIVA
  • PROLIJIDAD
  • DESCONEXIÓN DE IDEAS
  • DESCONEXIÓN DE CONCEPTO Y EJEMPLOS
  • FALTA DE FUNDAMENTOS
  • FALTA DE ARGUMENTOS
  • FALTA DE REFERENCIAS
  • INSUFICIENCIA DOCTRINAL
  • AUSENCIA DE CITAS
  • EXCESO DE CITAS
  • INEXACTITUD DE CITAS
  • CARENCIA DE FUENTES
  • AUSENCIA DE FUENTES DIRECTAS
  • FALTA DE EJEMPLIFICACIÓN
  • HETEROGENEIDAD NO BUSCADA
  • INCOHERENCIAS CONCEPTUALES
  • CONTRADICCIONES
  • FALTA DE ENFOQUE REQUERIDO
  • REPLICADO EXCESIVO DE FÓRMULAS
  • USO ILÍCITO DE MATERIAL AJENO
  • PLAGIO
  • RECICLAJE DE BAJA CALIDAD
  • REITERACIÓN
  • ULTRA DEPENDENCIA DE OTROS TEXTOS
  • FALLOS DE LÓGICA
  • RIESGO LEGAL
  • DESAJUSTES TERMINOLÓGICOS
  • ERRATAS TIPOGRÁFICAS
  • FALLOS GRAMATICALES
  • FALTA DE ACABADO
  • MAL USO RETÓRICO
  • CACOFONÍAS
  • RIGIDEZ Y ACARTONAMIENTO
  • FALTA DE VEROSIMILITUD
  • FALTA DE MOTIVACIÓN
  • IMPOSIBILIDAD DE FRASEO
  • FUNCIONALIDAD INFORMATIVA
  • DEUS EX MACHINA NO CREÍBLES
  • DESAJUSTES DE TONO
  • INCOHERENCIAS DE TONO
  • DESAJUSTES DE PUNTO DE VISTA
  • DESAJUSTES DE FOCALIZACIÓN
  • PREDOMINIO DE OBVIEDADES
  • PREDOMINIO DE TÓPICOS
  • IRRELEVANCIA
  • OLVIDO DE PUNTOS PROMETIDOS
  • SIEMBRA SIN COSECHA
  • COSECHA SIN SIEMBRA
  • TRANSPARENCIA DE PUNTOS OCULTOS
  • PREVISIBILIDAD NO BUSCADA
  • FINALES FALLIDOS
  • INCONSTANCIA DE CALIDAD
  • IRREGULARIDAD DE CALIDAD
  • MATERIAL DE RELLENO
  • DESAPROVECHAMIENTO
  • PRESUPOSICIONES DE AUTOR
  • PÁRRAFOS INEXPLICABLES
  • FALLOS DE TRADUCCIÓN
  • EGOMANÍA
  • ERRORES DE FORMATO
  • PRESENTACIÓN POCO ADECUADA
  • PRESENTACIÓN NO ASEADA
  • PRESENTACIÓN RECARGADA
  • ILUSTRACIONES NO JUSTIFICADAS
  • CARENCIA VISUAL
  • TEXTO EXCESIVO PARA ESPACIO
  • DESAJUSTE A LIBRO DE ESTILO
  • ILEGIBILIDAD…

INFORMES DE LECTURA DE MANUSCRITOS – VALIDACIONES TÉCNICAS DE MATERIAL FORMATIVO – CHEQUEOS TERMINOLÓGICOS – CHEQUEOS DE USUARIO DE PRODUCTOS FORMATIVOS TECNOLÓGICOS – VALORACIÓN DE ESTRUCTURACIÓN DE ESTUDIOS Y MANUALES – CHEQUEO DE PRODUCTOS PILOTO – CHEQUEOS INTEGRALES PARA ACTUALIZACIÓN – VALORACIÓN DE INFORMES FINALES DE CONSULTORÍA – CHEQUEO TÉCNICO DE TEXTOS LEGALES – CHEQUEO EXPOSITIVO DE TEXTOS LEGALES – VALORACIÓN DE DIÁLOGOS – INFORMES DE PATOLOGÍA DE GUIONES – CHEQUEO DE VIS CÓMICA – COMPROBACIONES DE EQUILIBRIO (TONO, RITMO, COHERENCIA…) – VALORACIÓN DE ELEMENTOS VISUALES – CHEQUEO DE FUENTES Y CITAS – REVISIÓN  DE COMPONENTES DE GUÍAS, MAPAS, CATÁLOGOS Y OTROS MATERIALES DESCRIPTIVOS – REVISIÓN GLOBAL DE SITIOS WEB (CONTENIDOS, SECCIONES, ASPECTO) – CHEQUEOS CSS EN SITIOS WEB CON WORDPRESS – VALORACIÓN DE USO ACTUAL DE MEDIOS SOCIALES…


Aunque las tareas de análisis y revisión sean simultáneas a los trabajos de creación o remodelación, cuando el encargo se centra de modo exclusivo en un chequeo o valoración el resultado deberá ser un informe en el que se expongan con detalle (sin que ello obste a la síntesis) aquellos errores, defectos, riesgos y problemas potenciales detectrados en el contenido (o del producto derivado de ese texto), con una suficiente argumentación de las conclusiones y una calificación de las deficiencias y problemas encontrados. Un diagnóstico útil debe servir a quien lo utilizará para tomar decisiones con criterio sobre el material: mantener o no algunas de las supuestas tachas o carencias (aunque ya con las alarmas encendidas), realizar todas o solo algunas de las modificaciones posibles, proceder o no al desarrollo o despliegue del producto o de sus derivados…

Asimismo, en los informes de diagnóstico que culminan  los análisis, chequeos y valoraciones pueden incorporarse ideas, sugerencias, reflexiones y matizaciones para el mejor aprovechamiento del material  (criterios que pueden aplicarse para la mejora del texto o producto, líneas de desarrollo, posibles consecuencias previsibles del mantenimiento de los defectos detectados, oportunidades y variantes de explotación, posibilidades de transformación, costes estimados de los trabajos de corrección o mejora…) y el trabajo podrá encadenarse con la propia revisión o remodelación del contenido, si así lo estima conveniente quien deba tomar la decisión.

Puedo ayudarte:

  • Analizando el texto de documentos funcionales actualmente en explotación para comprobar si se mantiene intactos y sin riesgos y desfases sobrevenidos.
  • Validando materiales formativos para ayudarte a decidir si merecen una simple corrección, una actualización o una remodelación a fondo, o deben ser sustituidos íntegramente.
  • Valorando la calidad y el potencial de los manuscritos literarios propuestos por autores inéditos para su edición.
  • Valorando la calidad y el potencial de los manuscritos de obras temáticas y técnicas propuestas por autores para su edición.
  • Examinando y valorando en un escrito su estructura actual, la ordenación de ideas que sigue y el reflejo de conceptos en el índice o sumario.
  • Valorando integralmente el estado de un manuscrito preparado por su autor para una autoedición.
  • Chequeando de modo neutral (sin condicionantes ni advertencias) un escrito de cualquier tipo para detectar posibles causas de disfuncionalidad o inoperancia, o potenciales efectos negativos.
  • Chequeando textos legales en curso de elaboración para evitar lagunas y defectos técnicos o expositivos relevantes.
  • Detectando defectos, problemas e insuficiencias en guiones elaborados para fundamentar proyectos cinematográficos, televisivos o escénicos.
  • Valorando el aspecto visual de los materiales ya elaborados o a punto de edición.
  • Señalando los puntos y aspectos que en un discurso o comunicación deberían mejorarse para ganar potencial de impacto y minimizar riesgos.
  • Comprobando los elementos que actualmente puedan faltar, sobrar o necesitar modificaciones en contenidos o productos de tipo inventarial o descriptivo.
  • Valorando el potencial y detectando los riesgos de desarrollo de productos piloto elaborados para encabezar series, programas, itinerarios…
  • Planteando líneas compatibles o alternativas de despliegue y desarrollo en productos que vayan a ser objeto de versiones, remakes o secuelas o de los que vayan a derivarse episodios.
  • Panteando posibles necesidades en contenidos en cuanto al sistema de utilización y exposición de fuentes, citas y referentes.