ACTIVIDADES

img-actividades - luccla


EN LOS PROYECTOS CREATIVOS, LA CALIDAD DEL RESULTADO DEPENDE SIEMPRE DE LA CALIDAD DE LAS TAREAS INTERMEDIAS DESARROLLADAS EN TODAS SUS FASES Y DIRIGIDAS A LOGRAR EL OBJETIVO PREVISTO


Idear, crear, examinar, modificar, guiar, apoyar, aconsejar…

En el marco de esta oferta de servicios, quien tiene una NECESIDAD puede:

  • Solicitar directamente un determinado contenido o actuación, lo que implicará realizar ciertas actividades.
  • Requerir que se realicen determinadas actividades, dirigidas a que cuente con un contenido o disfrute de una actuación.
  • Instar una propuesta que articule un combinado de actividades dirigidas a satisfacer su objetivo (contenido o actuación).

Esas ACTIVIDADES pueden encuadrarse en las siguientes DOCE CATEGORÍAS, definidas cada una por la naturaleza de cada tarea:

DISEÑO + DOCUMENTACIÓN + REDACCIÓN + CORRECCIÓN + REVISIÓN + ACTUALIZACIÓN + REMODELACIÓN
+ TRANSFORMACIÓN + ANÁLISIS + CONSULTORÍA + ASESORAMIENTO + GESTIÓN

Antes de la elaboración de un contenido o de la puesta en marcha de una acción presencial suele ser preciso determinar las características que tendrá (o podrá tener, si se estiman varias alternativas) y esbozar el plan, esquema, estructura y principios de funcionamiento. Ello puede hacerse antes de iniciado el proyecto o con este ya en marcha, en su fase inicial.


Rasgos definitorios:

  • El diseño es la concepción del contenido escrito, producto audiovisual, acción presencial, plan, programa, procedimiento…, que se refleja en un documento descriptivo que puede servir como propuesta, pauta o guión.
  • Suele reflejar una descripción sucinta del objetivo buscado y de su funcionalidad, formato, estructura, contenido (ordenado) y principales criterios de utilización.
  • Puede haber diferentes modelos de documento de diseño, con mayor o menor detalle descriptivo y explicativo.
  • La utilidad del documento de diseño puede ser directa para los destinatarios (por ejemplo, quienes han de elaborar el producto u obra o conducir la acción presencial) o indirecta (cuando se ha de presentar a clientes como propuesta comercial).
  • En ocasiones el diseño puede ir acompañado de una pequeña muestra del producto que se pretende elaborar.
  • Al diseño se lo denomina en algunos proyectos prediseño. Ello ocurre cuando el primer término se utiliza para nombrar el proceso de elaboración de los productos, como ocurre, por ejemplo, con las ilustraciones, infografías o planteamientos de programas audiovisuales. (Es, en todo caso, más habitual aludir al diseño englobando la elaboración en campos como la moda, el mobiliario, el interiorismo, la decoración, la pequeña industria…).
  • El diseño puede acompañar a propuestas previas a un proyecto, a memorias técnicas de proyecto o a proposiciones de cambio de rumbo de este por contingencias diversas o variaciones de la exigencia de un cliente o usuario.

Variantes:

  • DISEÑO TEXTUAL — La concepción se explica por escrito, con indicación ordenada (lineal, jerárquica…) del índice o árbol de segmentos, secciones, capítulos, pantallas…, con un apunte rápido de los contenidos.
  • DISEÑO CON VISTA GRÁFICA — Se refleja el diseño mediante un gráfico, esquema ramificado, árbol, diagrama o infografía.

Modalidades:

  • PROPUESTA — El diseño se apunta como esbozo, ya que el fin es lanzar una proposición para que alguien adquiera el producto o servicio como cliente (propuesta comercial) o se involucre en su puesta en marcha como socio o colaborador (propuesta de trabajo o proyecto).
  • DISEÑO (o PREDISEÑO) — La concepción del contenido se perfila con más detalle, ya en la fase inicial de un proyecto. De algún modo, funciona como pauta o guión esquemático para las tareas de elaboración o puesta en marcha.
  • REDISEÑO — Supone la modificación de algunos parámetros del diseño inicial durante la elaboración de un contenido aún no terminado, la realización de acciones presenciales (en programas con sesiones repetidas cuyo calendario de impartición no ha finalizado) o durante la duración de un producto audivisual compuesto por episodios de elaboración gradual.

Ejemplos:

  • Propuesta de un módulo formativo para una consultora de recursos humanos que tiene un encargo de uno de sus clientes.
  • Definición de cómo se desarrollará una acción completa de consultoría.
  • Tabla de contenidos de un libro temático, con una indicacion de lo que incluiría cada apartado o capítulo y una nota sobre enfoque, tratamiento y extensión.
  • Lesson plan tentativo (previo a la elaboración) que facilita imaginar un seminario o taller.
  • Story board tentativo de un producto formativo de e-learning (indicación de índice global, ítems por pantallas, secciones, tipo de actividades…).
  • Borrador de un plan formativo completo, con fases, itinerarios y posible composición por módulos.
  • Sinopsis y tratamiento de un posible guión de cine (ficción).
  • Plan de actividades iniciales y criterios de interacción para un foro de debate o de apoyo a una formación práctica.
  • Planteamiento de una novela, con esbozo de trama y personajes.
  • Planteamiento para un serie de televisión más tratamiento de un episodio piloto.
  • Esquema tentativo para un guión documental.
  • Escaleta tentativa para que pueda visualizarse un programa de televisión con todas sus secciones.
  • Posible repertorio inicial de temas y preguntas que permitan plantear una futura entrevista.
  • Plan B para reformular un curso on line cuya elaboración está en curso pero no ha sido aceptado por el cliente al revisar la primera versión.
  • Replanteamientos alternativos para el tercio final de una novela.
  • Propuestas alternativas de estructura para un sitio web profesional con blog incorporado…

Esta actividad incluye las tareas previas a la elaboración de un contenido que facilitarán que este se pueda elaborar o reforzarán a quienes tengan que realizar una acción presencial, aunque también pueden fundamentar acciones de consultoría, asesoramiento y gestion.


Rasgos definitorios:

  • La documentación consiste en buscar información mediante la consulta de fuentes diversas y la selección contrastada de aquella que sea cierta o veraz y resulte relevante para el objetivo previsto.
  • Una documentación de calidad aporta información rigurosa, funda argumentaciones, sirve como materia prima de posteriores redacciones, acciones presenciales o asesoramiento, es la base para elaborar material adjunto para actos comunicativos o formativos y permite introducir citas rigurosas y referencias doctrinales o legales, entre otras utilidades.
  • La documentación resultante puede consistir en el compendio de documentos ya existentes, ordenado y con un comentario o guía para ayudar a su consulta e interpretación, o tratarse de un material de nuevo cuño, con un grado de elaboración primario.
  • Cualquier documentación debe guardar un cierto orden expositivo, o si es un compendio, permitir una navegación cómoda en el material (mediante índIces o identificadores de segmentos).
  • Un encargo solo de documentación no debe incluir condicionantes de formato y estructura muy estrictos, ya que en tal caso estaríamos ante la REDACCIÓN de un contenido escrito (dosier, nota técnica…)
  • Si una documentación es un material que será exhibido en público como tal, de lectura lineal y no solo de consulta o referencia, supone una tarea de REDACCIÓN.

Variantes:

  • DOCUMENTACIÓN BASE — El material es el fundamento para elaborar otro producto o concebir una actuación presencial o acción de asesoría (sirve como fuente o materia prima).
  • DOCUMENTACIÓN PRODUCTO — El documento resultante puede abrirse a consultas, o manejarse como material de referencia por equipos, áreas, organizaciones, aunque no tiene hechuras para publicarse fuera del ámbito de destino.

Modalidades:

  • COMPENDIO DOCUMENTAL — El documento presenta separados diversos segmentos informativos, cada uno con su indicación de fuente —norma, autor, noticia, estadística…— y su ámbito o utilidad. En el trabajo domina la selección y ordenación sobre la redaccióbn, que es sescasa.
  • DOCUMENTACIÓN — El documento presenta la información ordenada según un indice de nueva creación y el texto responde a un grado primario de elaboración: puede incluir citas literales de las fuentes, pero no es un mero decantado de párrafos ajenos, sino que tiene partes de nueva redacción y nexos de enganche entre el texto extraído de fuentes.

Ejemplos:

  • Creación de un texto con el fin de que sirva como materia prima temática para la elaboración de un módulo formativo.
  • Recopilación de normas y de jurisprudencia para utilizarlas o integrarlas en la redacción de un escrito jurídico.
  • Compendio de datos necesarios para la posterior composición de una obra divulgativa.
  • Lista de referencias bibliográficas (o fuentes de la red), cada una con su comentario descriptivo y valorativo.
  • Presentación de la base técnica para fundamentar una argumentación o resolver una duda o reclamación.
  • Presentación de fundamentos para la resolución de una impugnación o la argumentación de una demanda, contestación o réplica.
  • Compendio de referencias doctrinales que dan rigor a una reflexión o explicación o la matizan.
  • Recopilación de fundamentos legales, técnicos o doctrinales destinados a prevenir secciones de preguntas y dudas en sesiones o actos presenciales.
  • Preparación de material documental para un equipo de proyecto que debe participar en unas jornadas profesionales.
  • Compendio de aspectos históricos de interés (hechos, datos, personajes, documentos, imágenes artísticas…) como base para la elaboración de una novela histórica o guión de cine basado en un acontecimiento del pasado.
  • Composición de un material adicional entregable (sin especial formato) en cursos y seminarios presenciales a partir de extractos legales, doctrinales, jurisprudenciales o noticias de medios informativos…

Esta actividad supone la elaboración de un contenido escrito desde cero o bien a partir de una documentación de base o texto previo que necesita rehacerse. Puede dar lugar al propio producto encargado o reflejar una actuación que sea la esencia de lo requerido (asesoramiento, guía, gestión…).


Rasgos definitorios:

  • La redacción en sí corresponde estrictamente a la creación de texto nuevo. Suele suponer la parte fundamental de los trabajos de creación de contenidos. No obstante, redactar es una tarea básica que está presente en mayor o menor medida en cualquier otro tipo de actividad.
  • La redacción propiamente dicha se acompaña, en muchos casos, de tareas previas a la propia escritura o simultáneas a esta pero como fases separadas o puntos de inflexión: documentación, diseño, corrección, revisiones…
  • Otras veces, la redacción es rápida y la documentación, correcciones y revisiones están implícitas en el propio proceso de redacción, sin destacarse como fases separadas (por ejemplo, en la redacción de columnas de opinión, mensajes, avisos…).
  • En algunos casos, la redacción puede conllevar la inclusión de gráficos, ilustraciones, fotografías, enlaces…
  • El encargo de redacción puede plantearse con amplia flexibilidad o acotarse de modo que los trabajos se adapten a un cierto número de condicionantes (materiales a procesar, datos, características…).
  • Cuando el contenido a elaborar no tiene exigencias estrictas para su estructura y presentación, ya que solo importa la aportación de la información, la actividad se considera DOCIMENTACIÓN.
  • Los encargos de acabado pueden entrar, según la tarea dominante, en la actividad de REDACCIÓN o en la de REVISIÓN.
  • Si el encargo consiste en redactar un informe a partir de los datos y conclusiones obtenidos por un equipo interno o externo, ded consultores, la tarea en algunos casos pueden exceder de la mera redacción y encuadrarse en la CONSULTORÍA.
  • La redacción puede desarrollarse en líneas distintas, según los derechos que se ceden y el criterio de constancia o reflejo de la autoría (ver pestaña LÍNEAS, en la página CONTRATACIÓN).

Variantes:

  • REDACCIÓN PRINCIPAL — Es la que se realiza como tarea principal de un encargo, sin referentes. Supone la primera versión de un nuevo contenido (o la nueva primera versión de uno desechado). También puede servir para confeccionar informes de consultoría o asesoramiento.
  • ESCRITURA EN VERSIONES INTERMEDIAS — Es la redacción de aspectos concretos que va incorporada a las tareas de REVISIÓN, cuando incluye cambios que no son solo correcciones o se requiere un reflejo completo de un análisis y diagnóstico.
  • REDACCIÓN DE ACABADO — Es la que se requiere en los encargos de finalización de un producto en curso o fallido (cerrar la versión final) cuando se prevé que la necesidad de nueva redacción o reescritura será relevante (junto a otras correcciones y modificaciones finales) y no bastará con una revisión de acabado. Se recurre a ella como acción de salvamento.
  • REDACCIÓN EN OTRAS MODIFICACIONES — Es la que resulta precisa en las tareas de ACTUALIZACIÓN, REMODELACIÓN o TRANSFORMACIÓN. Puede ser igualmente de texto nuevo o reescritura.

Modalidades

  • REDACCIÓN DE TEXTO NUEVO — Se parte de una idea o diseño, o de una documentación, pero el material es un texto completamente nuevo.
  • REESCRITURA — Se tiene como referencia un texto fallido o al que se le ha cancelado su validez, y el objetivo es crear una versión diferente, con la actual como pauta (aunque a veces la nueva se desconecte de esta). También puede haber reescrituras parciales.
  • COMPOSICIÓN — Consiste en elaborar un texto nuevo que resulte de la fusión y mejora de otros materiales previos que estan dispersos, desactualizados y/o en formatos poco utilizables, manteniendo una buena parte del contenido de estos, pero sin que el resultado sea una mera documentación.
  • REDACCIÓN PARA FORMATOS DE USO — Supone una redacción en un formato determinado que no tiene como fin la lectura lineal o abierta sino la utilización de los fragmentos de texto en un reto con instrucciones: pasatiempos, concursos, cuestionarios, exámenes, formularios…

Ejemplos:

  • Elaboración de una serie de documentos de utilidad corporativa o comercial: catálogos, guías, memorias, planes, diapositivas, materiales para reuniones, folletos promocionales o descriptrivos…
  • Redacción del contenido de unos módulos para un curso de e-learning o mobile-learning.
  • Confección de una serie de casos prácticos sobre fiscalidad para un programa formativo.
  • Elaboración de unos guiones para uns módulos de video-learning tipo MOOC.
  • Esbozo del clausulado de un contrato.
  • Elaboración de diapositivas, documentos para asistentes y preguntas probables con respuestas para su incorporación a un seminarios presencial.
  • Redacción de las pruebas de evaluación para un examen de oposiciones.
  • Composición de un nuevo libro de instrucciones fundiendo varios documentos descriptivos y de uso ya existentes.
  • Redacción de unos documentos de cumplimiento normativo para la intranet de una emrpesa (códigos deontológicos, políticas, avisos, procedimientos…)
  • Reescritura urgente de un contenido formativo no aceptado por el cliente en la fase final de un proyecto.
  • Escritura de preguntas para entrevistas (y datos para repreguntas).
  • Redacción de artículos, crónicas, reportajes, reseñas, críticas… para medios impresos o digitales.
  • Redacción de preguntas, respuestas y comentarios para un concurso televisivo.
  • Creación de pasatiempos: crucigramas, autodefinidos, dameros, sopas de letras, pruebas de lógica…
  • Elaboración de un plan de pruerbas para una selección de personal.
  • Escritura de un guión de cine.
  • Reescritura de diálogos o escenas de un guión de ficción en curso.
  • Escritura de un libro divulgativo.
  • Introducción de más elementos de comedia en unos monólogos escénicos.
  • Escritura de texto para acompañar el reportaje de un fotoperiodista…

Con esta actividad se examina un texto con vistas a eliminar errores de redacción (gramaticales y ortotipográficos) o influir en una mejora del estilo expositivo.


Rasgos definitorios:

  • La actividad de corrección de un texto se dirige, por un lado, a eliminar los errores gramaticales (de sintaxis, morfología, semántica…) y los ortográficos (puntuación, tildes, uso de signos auxiliares…).
  • Asimismo, la corrección debe corregir y depurar los errores tipográficos debido a fallos de tecleo o a mal uso de ciertos recursos: letras repetidas o desubicadas, palabras mal escritas o cambiadas, letras ausentes, negritas o cursivas que no proceden o incoherentes, citas sin comillas, fallos en fórmulas…
  • Además, existe la corrección de estilo, que incide tanto en la sintaxis como en la semántica pero no subsanando errores, sino procurando que el texto sea legible, equilibrado, no repetitivo, adecuado en tono, comprensible y con la suficiente variedad léxica, sin que los retoques lleguen a suponer reescritura ni enmienden decisiones legítimas del autor (que en ocasiones pueden ser incluso deliberadamente transgresoras).
  • La corrección de estilo también puede tener como objetivo adecuar un texto a las normas de estilo dictadas en una empresa o en un medio de comunicación (que pueden diferir de las estándar derivadas de la normativa de la rae y de usos y costumbres).
  • Hay encargos de corrección integral y otros que implican solo algún tipo de subsanación, pero siempre se han de solucionar los errores gramaticales y ortotipográficos detectados.
  • Algunos ajustes de la maquetación (sangrados, espaciados, interlineados…) pueden realizarse conjuntamente con tareas de corrección si el material escrito se examina en su ubicación final.
  • El límite de la corrección es siempre la autoría: el corrector no es autor ni debe pretender reescribir si no tiene ese encargo. o se trata de una corrección inherente a la tarea de redacción.
  • Algunos cambios, en la corrección de estilo o en la de puntuación, puede convenir dejarlos solo como sugerencia comentada, para que el autor decida.
  • Cuando la corrección tiene una dimensión notable respecto del contenido examinado y tiene objetivos diferentes a la mera depuración del texto, entra ya en lo que aquí se denomina actividad de REVISIÓN, que incluye la corrección.

Variantes:

  • CORRECCIÓN INTEGRAL — Se han de solucionar todos los problemas gramaticales detectados y depurar el escrito en su estilo expresivo.
  • CORRECCIÓN ACOTADA — Se encarga solo una parte de la corrección: gramatical, ortotipográfica o de estilo, o una más concreta de depuración.

Modalidades:

  • GRAMATICAL — Corrije errores sintácticos (evita anacolutos) y semánticos (deshace el uso incorrecto no deliberado de términos, vocablos, locuciones o expresiones). Incluye también la limpieza de residuos de modificaciones de redacción mal acabadas por despiste o interrupción.
  • ORTOTIPOGRÁFICA — Corrije fallos de puntuación (coma, punto, punto y coma, dos puntos…) y acentuación (con añadido o eliminación de tildes), letras o palabras duplicadas, letras cambiadas de orden en la palabra, letras o palabras erróneas, ausencia de letras o palabras, mal uso de otros elementos —guiones, rayas, paréntesis, corchetes, comillas, cursivas…—, elementos erróneos en fórmulas, signos equivocados…
  • DE PRESENTACIÓN — No corrije errores del texto, sino que mejora su presentación final. Se suele realizar al mismo tiempo que la última corrección ortotipográfica cuando se lleva a cabo la tarea de maquetación del producto en su soporte final. Incluye solución de líneas viudas y huérfanas, coincidencia cercana de palabras o fragmentos de estas en líneas o párrafos, palabras iguales juntas en lineas contiguas, particiones antiestéticas, ajuste de espaciados e interlineados…
  • DE ESTILO — Vela porque el texto sea legible, léxicamente variado, agradable, comprensible, elegante (si ha de serlo), homogéneo , coherente, ajustado el tipo de producto…, a través de propuestas de cambio de términos y expresiones, modificación de títulos y subtítulos, alternativas para párrafos o incluso aligeramiento de estos, modo de aparición de textos en gráficos, uso de recursos de destacado… También se ajusta y homogeneiza el formato de las referencias bibliográficas, citas, índices, notas…
  • DE AJUSTE A LIBRO DE ESTILO — Supone el ajuste de un texto a un libro de estilo concreto (de medio, empresa o institución), primando sus reglas sobre las estándar que se aplican cuando no existe ese referente.
  • DE DEPURACIÓN — Se busca el ajuste fino de un texto pero no con la relectura sino con búsquedas: por ejemplo, destilando el texto de un exceso de palabras o terminaciones recurrentes: ciertas preposiciones y adverbios, adverbios acabados en mente, nexos del discurso, verbos o adjetivos comodín…). Son, en realidad, la corrección final de lo que en teoría ya debería haber solucionado la corrección de estilo.

Ejemplos:

  • Corrección de errores gramaticales y tipográficos de una novela antes de su publicación (galeradas).
  • Corrección de la redacción de un libro temático con el fin de aligerar algunos párrafos y eliminar repeticiones.
  • Destilado de términos y expresiones utilizados con profusión (palabras o terminaciones recurrentes), con mejora de la variedad léxica y eliminación de sonidos no deseados: cacofonías, rimas no buscadas, raíces, prefijos, sufijos o terminaciones que se repiten…
  • Depuración de defectos de escritura de un texto técnico: pleonasmos, oximorones, obviedades, redundancias, imprecisiones, barbarismos no deliberados, excesivos, repetidos o no justificados…
  • Corrección integral simultánea a la maquetación o pre-maquetación.
  • Mejora de un texto creativo, divulgativo o formativo ajustando el tono y ciertos usos retóricos.
  • Ajuste de un documento corporativo al libro de estilo de la empresa o grupo.
  • Revisión de un texto formativo para evitar pequeños despistes, lapsus expositivos, frases clave que conllevan riesgo sin no son rigurosas…
  • Ajuste y homogenización de las leyendas de un gráfico o infografía.
  • Corrección semántica, sintáctica y de puntuación de pruebas objetivas al objeto de evitar ambigüedades y significados equívocos y cerrar el margen de interpretación…

Este tipo de tarea busca satisfacer un objetivo de mejora de contenidos escritos con el fin de asegurar su calidad, yendo más allá de una mera corrección y apoyándose en una lectura del material con mentalidad analítica, teniendo como referente el objetivo buscado y los parámetros y condicionantes fijados.


Rasgos definitorios:

  • El objetivo primordial de una revisión es eliminar, corregir o sustituir lo anómalo y mejorar los demás componentes que otorgan calidad y utilidad a un contenido escrito.
  • Para ello, en la revisión se combina el análisis con la corrección y la redacción, y así se se corrigen errores, se eliminan vaguedades, ambigüedades e imprecisiones, se rellenan lagunas, ese precisan afirmaciones, se deshacen incoherencias, se ajusta el texto a normas, operativas, usos, estadísticas…, dándole rigor, se minimizan riesgos, se asegura su utilidad y se aumenta su potencial de impacto o influencia.
  • Con la revisión se actúa sobre los contenidos ya existentes, sean materiales en curso o acabados, mediante una lectura minuciosa que, analizando el contenido, trata de detectar deficiencias, identificar puntos de mejora y, en su caso, aplicar soluciones o aportar sugerencias para la validación o perfeccionamiento del producto.
  • Aunque durante una revisión puede aprovecharse para realizar correcciones gramaticales, ortotipográficas y de estilo, se puede prever que no se haga si estatarea ya está prevista por otro lado.
  • Aunque la propia revisión conlleva un cierto análisis del contenido, esta actividad puede venir precedida de un examen y un diagnóstico previos, si se necesitan conclusiones, directrices y líneas de desarrollo para encarar correctamente la relectura.
  • Los encargos de acabado pueden entrar, según la tarea dominante, en la actividad de revisión o en la de redacción.
  • Cuando la revisión implica una rescritura que afecta de modo relevante a segmentos muy extensos de un contenido, se encuadra mejor en la actividad REDACCIÓN o implica que se añada esta como fase siguiente a la tarea de revisión.
  • Si se busca ajustar el contenido a cambios externos al texto, nuevos datos y referentes técnicos o modos y estilos más modernos, se tratará de una ACTUALIZACIÓN.
  • Si la revisión busca realizar cambios relevantes en la estructura del material escrito, un aumento o reducción notable de su extensión, una variación del nivel explicativo o un cambio radical de aspecto del contenido (con más enlaces, imágenes, infografías…), estamos ante una actividad de REMODELACIÓN.
  • Si la revisión tiene como objetivo una adaptación relevante del material a otro formato, género, perfil de destinatario, territorio, utilidad…, estamos ante una actividad de TRANSFORMACIÓN.
  • Los chequeos de navegación o experiencia de usuario de sitios web o programas de software, así como las revisiones que no son de contenidos escritos —las de productos audiovisuales, planes, estrategias, actuaciones presenciales, funcionamiento de áreas funcionales, procedimientos, protocolos…— se incluyen en la tarea de ANÁLISIS.

Variantes:

  • REVISIÓN SIN CAMBIOS — La lectura analítica tendrá como resultado el señalamiento de todos los errores detectados y algún comentario como sugerencia de mejora o advertencia de riesgos, pero sin alteraciones del texto, que se mantendrá exacto.
  • REVISIÓN CON CAMBIOS SUGERIDOS — El análisis del texto lleva a la corrección de los errores detectados y a la aplicacion de modificaciones de mejora, que suelen insertarse con comentarios sobre frases, párrafos o secciones. Todo se presenta con un sistema de control de cambios que permite al autor rechazar los que no considere acertados o adecuados, o con las modificaciones añadidas al texto, sin eliminarlo, o con los textos nuevos propuestos en documento aparte.
  • REVISIÓN CON CAMBIOS DIRECTOS — Implica la aplicación de los cambios sugeridos, sin opción de rechazo. En este caso, funciona como una corrección con cambios de más envergadura. El autor podrá, por supuesto, no aceptar cambios y mantener su texto, recurriendo al original, pero no sobre el mismo documento de la revisión.

Modalidades :

  • GENERAL — Se lee y analiza el texto desde todos los puntos de vista útiles para su mejora: estructura, corrección de redacción, extensión, rigor técnico, ajuste a normas o referentes, adecuación a los parámetros fijados, legibilidad, visualización, potencial de comprensión de las explicaciones por el perfil del destinatario tipo, adecuación al uso previsto…
  • DE ESTRUCTURA — Se analiza la estructura del texto y, si es preciso, se propone una modificación.
  • TÉCNICA — Supone examinar todas las afirmaciones y datos para asegurar que responden a la realidad (respecto de normas, estadísticas, hechos, citas…), y se repasan todos los cálculos, si los hay.
  • DE COTEJO — El material se compara técnicamente con normas, reglas o marcos (leyes, reglamentos, órdenes, resoluciones, instrucciones, protocolos, decisiones jurisprudenciales…) al objeto de asegurar que refleja con rigor el contenido de esos documentos de referencia, y, si es preciso, se aplican las correciones pertinentes.
  • DE LENGUAJE — Se aprovecha una lectura del texto para mejorarlo a fondo afinando estilo, enfoques, tonos, léxico…, todo en función de la temática, objetivo del material, nivel de profundidad requerido por el contenido, destinatarios previstos…
  • DE USUARIO — Implica la lectura del texto y la realización de los cálculos, pruebas y actividades que este pueda plantear, en representación del lector o usuario tipo previsto, para asegurar que este asimilará bien el contenido y tendrá una buena experiencia. El informe propondrá o aplicará modificaciones para garantizarlo.
  • DE ACABADO — Es una revisión integral de la versión final del material que aún no ha obtenido el visto bueno para su uso, publicación o explotación, cuando, en principio, por lo avanzado de la elaboración, no debería conllevar ya una redacción o reescritura relevante del texto. Siempre conlleva cambios sobre el texto.
  • EDITORIAL — Es la aplicada cuando se trata de confecionar un informe para una empresa editorial o para autores (de manuscritos en curso), e incluye valoraciones sobre corrección gramatical, estilo, originalidad, autenticidad, coherencia, extensión, densidad, potencial comercial, ajuste a líneas editoriales, posible generación de otros productos conectados… Puede servir solo para la selección o rechazo de productos o incluir propuestas de mejora, pero nunca conlleva cambios sobre el texto.

Ejemplos:

  • Validación integral de contenidos formativos, documentos técnicos o materiales para exámenes u oposiciones.
  • Revisión de la estructura de un módulo e-learning, de su potencial para la navegación y de su ajuste a una metodología.
  • Comprobación de la adecuación de un material formativo para que asimile la materia el partipante tipo definido para el programa.
  • Cotejo del contenido de un módulo formativo con las normas jurídicas que son su marco de referencia técnico, y ajuste de las discordancias.
  • Revisión y ajuste completo de los materiales para una sesión presencial formativa.
  • Mejora de los documentos que van a ser utilizados en acciones de mediación o negociación (o que estén destinados a su preparación).
  • Revisión y homogenización de una descripción de mapas competenciales o de conocimientos, perfiles profesionales, áreas funcionales o puestos, tras una acción de análisis o consultoría.
  • Mejora de la versión inicial de un discurso político elaborada por el orador previsto.
  • Revisión y homogeneización de las fichas de un catalogo de productos financieros.
  • Revisión, fundamentación, optimización, blindaje y ajuste legal de contratos, estatutos y otros contenidos jurídicos.
  • Informe para una editorial sobre el manuscrito de una novela que le ha propuesto un autor novel.
  • Informe a un autor de una novela, sobre la versión que este consideraría ya acabada, antes de proponerla a una editorial o autopublicarla.
  • Revisión final del texto antes de la edición de una obra, cuando en principio no ha de implicar acabado con reescritura.
  • Revisión y mejora de artículos de fondo para publicaciones.
  • Revisión sin cambios (pero con sugerencias de mejora) de un guión de cine o televisión en curso o que se considere finalizado pero con el visto bueno pendiente o que haya sido objeto de reticencias en la productora o por lectores propuestos por el autor.
  • Diagnóstico de problemas narrativos y de viablidad de rodaje de un guión de cine (ficción).
  • Revisión y ajuste de los avisos legales de un sitio web…

Esta actividad tiene como objetivo eliminar los desajustes que un contenido pueda tener en la actualidad respecto de ciertos referentes o fundamentos que han variado en su sustancia, o con modos o estilos que ahora chocan con los seguidos en el texto.


Rasgos definitorios:

  • La actualización puede ser necesaria por desajustes legales (nuevas normativas, derogaciones, inconstitucionalidad…), desfases respecto de criterios y modos de actuación seguidos en este momento en mercados, sectores, organizaciones, empresas, instituciones…, utilización de términos, expresiones o modos expositivos arcaicos o en desuso, distancia excesiva respecto de nuevos paradigmas en determinadas disciplinas, antigüedad de las cifras estadísticas citadas…
  • La actualización de tipo legal puede suponer un cotejo completo, como el efectuado en una tarea de revisión, cuando la norma referente se ha modificado en puntos muy diversos de su cuerpo legal y no solo en una sección o capítulo.
  • La actualización también es posible en productos audiovisuales no artísticos que se reeditan o relanzan, a fin de detectar y solucionar desfases de forma o fondo o inadecuaciones debidas a diversos motivos (cambio de valores, modas estéticas, datos de referencia, perfiles de personajes…), actuando sobre los guiones.
  • Cuando la actualización supone el añadido de un capítulo o sección de nueva redacción, si este es de dimensión relevante se encuadraría en la actividad REDACCIÓN.
  • Cuando la actualización se limita a la optimización terminológica (por razones no técnicas, estéticas o de ajuste a nuevos referentes) y no supone un cambio notable del contenido, estamos dentro de lo que aquí se denomina CORRECCIÓN.

Variantes:

  • DE AJUSTE — Los cambios se deben al desfase respecto de referentes concretos (normas, informaciones, datos, denominaciones…).
  • DE REFRESCO — Los cambios buscan modernizar y refrescar un texto, acercándolo a lenguajes actuales o novedosos.

Modalidades:

  • LEGAL — Se ajusta el texto a novedades legales, que pueden ser nuevas normas recién promulgadas, derogaciones, anulación de articulos por inconstitucionalidad, autos y sentencias judiciales…
  • DE INFORMACIÓN Y DATOS — El texto se modifica para reflejar novedades en informaciones (no legales), noticias, opiniones y doctrinas, datos numéricos, tablas y gráficos estadísticos, planes y memorias corporativas, concepciones históricas o técnicas revisadas, cambios de paradigma, decálogos o códigos internos, procedimientos, descubrimientos, obsolescencias sobrevenidas…
  • DE EXPRESIÓN — Se realizan en el material algunos ajustes que actualizan los modos expresivos acercándolos a los que se siguen actualmente o a conceptos de empresa o institucionales que hayan variado (denominaciones, adjetivos, términos novedosos, giros, valores, nueva definición de misiones, visiones, culturas corporativas, objetivos, estrategias…), pero ello ni va más allá de una CORRECCIÓN de estilo y de una REVISIÓN de mejora de lenguaj ni supone una REMODELACIÓN relevante que le dé la vuelta al texto.

Ejemplos:

  • Actualización de un documento o módulo formativo sobre tributación a las modificaciones de varias leyes impositivas.
  • Modernización de todas las referencias estadísticas en una obra divulgativa sobre el sistema de previsión social pública, que recurre profusamente a estudios y datos.
  • Ajuste del texto de un sitio web de temática jurídica a las novedades aportadas por ciertos autos y sentencias judiciales que crean doctrina legal.
  • Ajuste de las respuestas de un FAQ a una reforma legislativa.
  • Adaptación del contenido de un módulo formativo sobre operativa bancaria o de seguros a los nuevos criterios seguidos tras la implantación de un plan de modernización operativa o de seguridad financiera a nivel europeo.
  • Cambios en un catálogo de productos financieros para ajustarlo a las nuevas denominaciones y configuraciones de los instrumentos ofertados por una entidad bancaria.
  • Modificación de un material formativo sobre venta de productos financieros a la nueva oferta de la entidad, que ha sido remodelada.
  • Cambio de un texto corporativo para reflejar las conclusiones sobre la empresa que surgen de un nuevo plan estratégico, aprobado con motivo de una expansión, fusión, absorción o modificación en las líneas de negocio.
  • Renovación de la terminología utilizada en un libro temático ya antiguo del que se quiere hacer una profunda reedición actualizada.
  • Ajuste en una obra divulgativa sobre psiquiatría o psicología de las referencias a un manual de diagnóstico de patologías mentales que ha sido actualizado y se edita en una nueva versión.
  • Relectura actualizadora (con eliminación de lo ya obsoleto, modernización de alusiones y refuerzo de referencias) de una serie de columnas periodísticas para su publicación en libro compendio de autor.
  • Adaptación de mapas competenciales y definiciones de perfiles profesionales o funcionales de una empresa que resulta obligada por nuevos cambios en la organización o por ciertas operaciones societarias (fusiones, absorciones…).
  • Cambios en exámenes, cuestionarios, tests o pruebas para ajustar las preguntas, respuestas, actividades y comentarios de feedback a las novedades incorporadas en los materiales formativos o informativos o programas de impartición de referencia.
  • Modificación de un formulario para adecuarlo a un nuevo trámite, procedimiento, norma o fórmula de cómputo.
  • Modificación de los criterios del árbol base de un simulador fiscal del IRPF (guión de cómputos y cálculos) para ajustarlo a los cambios legislativos en la norma reguladora…

Esta tarea supone la modificación relevante del contenido para adecuar su estructura u otros aspectos de su forma (imagen, presentación o estilo comunicativo), cuando los cambios no son debidos en su mayor parte al ajuste a nuevos referentes concretos, sino que responden a un objetivo de rediseño, modernización o mejora de la experiencia del usuario.


Rasgos definitorios:

  • La remodelación altera la estructura, la forma, la presentación y/o la expresión, pero no altera el tipo de producto, ni el soporte, ni la utilidad del contenido.
  • Suele suponer cambios relevantes de estructura, aunque puede tratarse de la general o solo la de algunos segundos o terceros niveles o de secciones concretas.
  • No obstante, en ocasiones puede afectar escasamenet a la estructura y sí tener más incidencia en el fondo de los contenidos.
  • La estructura objeto de la remodelación puede dar lugar a un nuevo índice a varios niveles o no notarse en este pero estar implícita al modificarse el orden de exposición de ideas del contenido dentro de sus secciones.
  • Aunque la remodelación no la causen los cambios por ajuste a nuevos referentes, puede incorporar este objetivo si el desfase es uno de sus problemas junto a la necesidad de realizar otras alteraciones de forma o fondo.
  • La remodelación de productos audiovisuales puede tener sentido cuando se trata de materiales funcionales de los cuales se hacen nuevas versiones regularmente (vídeos formativos o corporativos, programas televisivos, espacios radiofónicos…). En este caso, el trabajo se realiza reformulando los guiones, teniendo como referencia el producto audiovisual actual y no solo el guión que sirvió para este.
  • La remodelación siempre implica redacción o reescritura, pero si se trata de una reescritura completa, esta es la parte fundamental del trabajo, los materiales originales se toman solo como meros referentes y el contenido resultante guarda escasa similitud con estos, se tratará de una actividad de REDACCIÓN.
  • Si los cambos son poco relevantes y el material se parece mucho al original, se tratará de una actividad de REVISIÓN con cambios.
  • En el caso de sitios web, la tarea de remodelación puede simultanearse con la de ANÁLISIS (chequeo) y la de DISEÑO (en este caso, rediseño) o separarse de estas fases, que serán anteriores a la decisión de remodelación.

Variantes:

  • DE MACROESTRUCTURA — El trabajo modifica de modo notable la estructura general del contenido y varía el índice.
  • DE MICROESTRUCTURA — Lo que se modifica es el orden y el criterio de exposición de las ideas dentro de algunos subapartados o segmentos de menor nivel, sin variar apenas la estructura general del contenido.
  • GENERAL DE CONTENIDO — Hay cambios notables en el contenido (forma y fondo), pero sin alterar apenas el hilo de exposición del texto.
  • DE ELEMENTOS CONCRETOS — Se remodelan solo algunos aspectos: texto, imágenes, ejemplos, actividades, test…
  • GENERAL O MIXTA — Se cambia de modo relevante la forma y el fondo, sin alterar el tipo de producto, soporte y formato.

Modalidades:

  • DE ESTRUCTURA — La tarea incluye como parte fundamental la modificación de la estructura del material escrito y la ubicación de todos los elementos: secciones, capítulos, subapartados, anexos, apéndices, notas, títulos y subtítulos, cálculos, ejemplos, casos, actividades, cuestionarios, capas de información por pantalla en zonas, pestañas, imágenes…
  • DE NIVEL TÉCNICO — Se varía la profundidad del contenido, dándole más nivel técnico, resumiéndolo o sintetizando, o suavizando algo el lenguaje, sin que ello dé lugar a un cambio de destinatarios.
  • DE IMAGEN — Se renueva el aspecto visual del texto incorporando, sustituyendo o eliminando dibujos, fotos, gráficos, infografías…
  • DE ENFOQUE — Se le da al material un tratamiento distinto para variar algo la experiencia del usuario: se añaden ejemplos, casos prácticos, actividades, cuestionarios, resúmenes, anécdotas, citas, enlaces…
  • DE EXTENSIÓN — Se modifica el contenido para que sea más extenso o más corto (más habitual), pero sin que la nueva redaccion suponga la parte fundamental del trabajo ni se altere de modo relevante el nivel de profundidad de la materia tratada.
  • DE ESTILO — Se modifica a fondo el estilo comunicativo: tono, enfoque, tratamiento al lector o usuario, modos expresivos, modo de presentar los ejemplos…
  • DE PRESENTACIÓN (restyling)— Se modernizan aspectos visuales y tipográficos como líneas, fondos, colores, espacios, recuadros de texto, zonas para texto destacado, recuadros resumen, presentación de ejemplos…, o se renueva estéticamente el interfaz, el layout y el diseño de páginas de sitios web: títulos, botones de menú, recuadros, zonas, márgenes, homepages, footers, sidebars, frames…
  • DE NAVEGACIÓN — Se cambia la plantilla de un sitio web o se modifica la funcionalidad de la homepage o landing page, se reubica información en secciones, se añaden, sustituyen o eliminan plugins, frameworks o complementos similares, se modifican, insertan o eliminan recursos como toggles, hotwords, acordeones, cajas, enlaces internos y externos, menús, botones, ventanas…, se cambian aspectos como el orden de avance (lineal, abierto…), la obligatoriedad de paso por secciones, la inclusión de caminos alternativos libres o condicionados…

Ejemplos:

  • Reestructuración de un manual técnico o de un libro divulgativo muy densos y con poca segmentación interior para que se reediten como obras con el mismo contenido organizado mediante muchos más apartados y subapartados, de extensión más breve.
  • Modernización de forma y fondo de manuales de instrucciones, catálogos y guías comerciales.
  • Extensión de un material formativo para que permita una asimilación más gradual de la materia.
  • Conversión de un tema con distintos casos prácticos fiscales en un estudio del caso de una misma empresa.
  • Añadido de ejemplos y casos prácticos a un contenido formativo que era demasiado expositivo.
  • Conversión de un texto informativo que solo tiene letra en un material mucho más visual, con dibujos, esquemas, fotografías, gráficos, tablas, infografías..
  • Reformulación de una cápsula formativa aislada para que encaje en un curso como uno de sus módulos, conectado con los demás.
  • Nueva presentación y dosificación informativa de un código de conducta, un protocolo y un documento de políticas.
  • Modificación de un módulo fomativo impreso o en PDF para que presente parte de la información en otros espacios o segmentos (anexos, apéndices, recuadros de ideas fuerza, recuadros resumen, gráficos, espacios o documentos externos enlazados…).
  • Reformulación de la apariencia y presentación de un módulo e-learning añadiendo otros recursos de ubicación de la información como toggles, tabs, boxes, acordeones, pestañas, columnas, highlights…
  • Reajuste de una grabación de entrevista (preguntas y respuestas) al fomato de reflejo indirecto con comentarios.
  • Modernización de un sitio web con una nueva plantilla, nuevo interfaz y nueva landing page, secciones añadidas, fundidas o desglosadas, plug ins más modernos para presentar información y mejores espacios interactivos.
  • Nueva presentación de un sitio web de e-commerce añadiendo nuevos recursos como toggles, tabs, acordeones, pestañas, ventanas, skillbars, tablas de precios, cuadros call to action… y dando una nueva apariencia a la zona de operativa de compras (fases, carritos, formularios, casillas para datos, espacio para pagos…).
  • Encaje de un sitio web en un nuevo framework y ajuste de todos los complementos para que sean compatibles.
  • Reformulación de una obra histórica con añadido de diversos índices de búsqueda (conceptos, personajes, hechos…), mapas, esquemas cronológicos de hechos…

En ocasiones se requiere la modificación de una obra, material o producto con el objetivo de convertirlo en un contenido distinto, con otro formato o ajustado a otras características, funciones, entornos o destinatarios. El resultado no tendrá la misma utilidad: será para otros usuarios o se aprovechará de otra manera o para otro fin.


Rasgos definitorios:

  • La transformación consigue que un tipo de contenido se convierta en otro producto.
  • La variación puede ser un cambio de formato, una alteración de su naturaleza, una adaptación de género, un ajuste orientado a hacerlo idóneo para otros fines, la modificación global de su tono y lenguaje para adecuarlo a otros destinatarios o la adaptación a otro mercado geográfico, entre otras posibilidades.
  • Cuando no se tata de un cambio de formato, la apariencia del material resultante puede ser similar al original, pero no servirá para la misma función, destinatario o territorio.
  • El resultado será un material nuevo, que habrá variado en su utilidad real o potencial o en su modo de uso respecto al material original, aunque conservará algunos rasgos y contenidos de su referente de origen, respecto del que podrá evidenciarse la traza o conexión.
  • En ocasiones la transformación puede requerir una REVISIÓN previa del material, o incluso un ANÁLISIS, aunque es habitual que estas tareas se engloben dentro de la propia tarea modificadora y no den lugar a un informe previo separado.
  • Si los cambios de formato son solo alteraciones de forma, sin que el producto se convierta en otro producto, se trta de una actividad de REMODELACIÓN.
  • Si las modificaciones son relevantes pero no suponen un cambio del formato, lenguaje, función o utilidad o un ajuste a nuevos destinatarios, sino que solo se modifica la extensión, estilo, presentación, diseño e imagen, estructura o navegación del producto estaremos dentro de la actividad de REMODELACIÓN.

Variantes:

  • CON CAMBIO DE FORMATO — El contenido es un nuevo producto en fondo y forma: el formato nuevo es el adecuado para su nuevo fin.
  • SIN CAMBIO DE FORMATO — El contenido es un nuevo producto pero solo por las modificaciones en su contenido, y ya es útil para otros usuarios o tiene una manera distinta de explotarse.

Modalidades:

  • DE FORMATO, USO Y UTILIDAD– Se modifica el formato para que el contenido se presente en otro distinto para variar en algo su función (informativa, formativa, de consulta, para sesiones presenciales, para navegación en red, para entretenimiento, para uso interno, para publicar, para evaluar, como base de un producto audiovisual…
  • DE GÉNERO LITERARIO — Se modifica el tipo de producto creativo o comunicativo por su género: novela, cuento, ensayo, biografía, obra divulgativa, manual técnico, crónica, reseña, guion, cómic, crítica…
  • DE IDIOMA — Se trata de una labor de traducción.
  • DE LENGUAJE Y LÉXICO — Se mantiene el mismo idioma, pero el texto se adapta cambiando términos y expresiones a lo propio de otro territorio (en el que se habla la misma lengua original del material actual), bien por existir otros usos expresivos, bien por la diferente redacción de las regulaciones legales (conceptos, denominaciones…).
  • LEGAL O TÉCNICA — Se ajusta un texto con componentes técnicos (jurídico, dependiente de una normativa, que refleje un procedimiento regulado o una disciplina…) a una regulacíón distinta o a usos técnicos diferentes, al tener como objetivo la edición o explotación en otro territorio (interno o extranjero). No es solo un ajuste terminológico, sino que también implica cambios sustanciales (criterios, cómputos, definiciones, descripciones…).
  • DE DESTINATARIO — El contenido debe adaptarse a otro tipo de perfil de lector, alumno, asistente o usuario —público infantil o adulto, turistas, nacionales de otro país que viven en este, personas en situación de riesgo o víctimas, individuos con menor nivel de formación, público con pautas morales distintas…— lo que implicará variaciones de lenguaje, tono, enfoque, recursos, elementos visuales, referencias…

Ejemplos:

  • Conversión de un material corporativo en un guión con diapositivas para sesiones y presentaciones.
  • Conversión de un contenido técnico informativo en un producto de formato conciso: FAQ, fichas, reviews…
  • Conversión de una entrevista directa a un formato de entrevista indirecta.
  • Transformación de documentos técnicos o informativos de una empresa en un módulo formativo interactivo.
  • Transformación de un cuestionario con pregntas de varias alternativas a uno de formato dual verdadero/falso.
  • Conversión de cápsulas formativas interactivas en un material formativo global que sigue otra metodología.
  • Adaptación de un material formativo español al mercado latinoamericano o de materiales formativos latinoamericanos al mercado español (tropicalización o destropicalización)…
  • Adaptación de un libro o guía de instrucciones para que sea asimilable por niños.
  • Adaptación de una obra divulgativa de economía o derecho para que pueda ser asimilada por alumnos adolescentes.
  • Adaptación de unos textos legales a un formato divulgativo: folleto, tríptico, guía, manual, dosier, artículo…
  • Adaptación de un contenido formativo sobre fiscalidad de un territorio de régimen común a otro con régimen foral o con otras diferencias normativas (cuando puede mantenerse algo del texto básico original).
  • Traducción de un dosier informativo o estudio técnico del francés al castellano.
  • Adaptación de una novela al cine, convirtiéndola en un guion.
  • Decantado de una película a un guion literario legible, para publicarlo en una editorial de temas de cine.
  • Adaptación de una novela, guion de cine o película a un guion para cómic o novela gráfica.
  • Composición de una obra temática o divulgativa a partir de los contenidos publicados en un blog.
  • Diseño de una infografía a partir de los datos de un artículo o documentación.
  • Conversión de un módulo formativo estándar en un contenido gamificado.

(No se incluye aquí la transformación de un contenido instrumental en otro producto no escrito —por ejemplo, el rodaje de una película, telefilm o documental o el dibujo de una tira cómica, a partir de sus respectivos guiones; la realización de una entrevista a partir de un listado de preguntas; la impartición de una clase o conferencia basada en unas diapositivas proyectables…—, ya que ello constituye una tarea diferente que escapa a la creación y mejora de contenidos escritos (funcionales, finales o instrumentales) y no es una tarea de consultoría, asesoramiento ni gestión (se trataría de una acción creativa artística o de una acción comunicativa presencial).

El objetivo de esta tarea es conocer, identificar, chequear y valorar un ámbito de actividad, un potencial de actuación, una actuación concreta o un producto, extrayendo de ello un diagnóstico de utilidad con fines de reparación, mejora, desarrollo o transformación.


Rasgos definitorios:

  • El trabajo analítico consiste en elaborar un marco descriptivo del objeto examinado para que, tras una valoración, sea posible generar un diagnóstico, que valorará situaciones, estados, fortalezas, debilidades, riesgos, amenazas, virtudes, deficiencias, oportunidades…, con vistas a determinar la calidad y adecuación de los elementos detectados, su encaje en el conjunto o sistema, los principios y criterios de funcionamiento…
  • El resultado se decantará en un informe con descripciones, valoraciones, sugerencias…
  • Pueden analizarse áreas, departamentos, equipos, puestos, proyectos, procesos, protocolos, planes, catálogos, espacios de documentación, canales, medios, contenidos, documentos, productos audiovisuales, obras artísticas…
  • También se analizan competencias (conocimientos, habilidades, actitudes…), desempeños, prestaciones y performances concretas de conferenciantes, ponentes, redactores…
  • El análisis permite deconstruir la obra, objeto, producto, sistema o perfil analizado e indentificar componentes, elementos, procesos, fases, criterios, factores de influencia, características… , a fin de entender cómo funciona.
  • Además del examen de documentos, pueden utilizarse cuestionarios, entrevistas, observaciones, comprobaciones, seguimientos…,
  • Si el objeto analizado es un sitio web, se examinan con todas sus secciones y contenidos: plantilla, layout, homepage, zonas, menús, secciones, modos de presentación de la información, páginas informativas, noticias, artículos de blog, imágenes, avisos legales…
  • Puede haber un análisis sin diagnóstico, que solo describa lo investigado, dejando toda valoración para otros, pero lo habitual es que incluya al menos un principio de valoración.
  • El análisis de contenidos escritos queda dentro de la actividad REVISIÓN cuando no es una fase previa a esta.
  • Tras el diagnóstico, puede determinarse la necesidad de una REVISIÓN o REMODELACIÓN.
  • El análisis y diagnóstico pueden encuadrarse dentro de una actividad de CONSULTORÍA, como una de sus partes.

Variantes:

  • ANÁLISIS — Mediante una deconstrucción, se examina como conjunto o sistema un ámbito, ente, organización, perfil, medio, espacio, producto, contenido…, identificando sus componentes y describiendo sus principios de funcionamiento.
  • CHEQUEO — Se examina una prestación aislada cuando se realiza esta —como una exposición en público, unas pruebas de redacción, la atencuión al cliente en un punto de venta…—, la competencia de un profesional (a partir de signos observados directamente) o la ejecución en un ámbito de actividad continuada o repetida (sitio web, programa televisivo…).

Modalidades:

  • ANÁLISIS FUNCIONAL — Se examina un área, departamento o ámbito de actividad (organización, recursos, competencias…), y, tras describir la situación y funcionamiento actual, se proponen medidas de solución de problemas y de optimización.
  • ANÁLISIS COMPETENCIAL — A partir de signos ya observados, se examinan globalmente los perfiles profesionales de plantillas, equipos, empleados, colaboradores o proveedores para valorar sus prestaciones actuales y potenciales, se describen gaps y se proponen, en su caso, líneas de aprovechamiento, planes de carrera o itinerarios formativos.
  • CHEQUEO COMPETENCIAL — Mediante pruebas ad-hoc se intenta definir el perfil competencial de un profesional o se examinan y valoran sus habilidades para realizar determinadas prestaciones —comunicaciones presenciales, labores como documentalista o redactor, criterio crítico al revisar materiales, proactividad en equipo…—, con vistas a que el diagnóstico sea útil para una selección de personal, asignación de funciones o promoción.
  • CHEQUEO DE CONOCIMIENTOS — Se valora solo el nivel de conocimientos —cultura general o dominio de un tema concreto— de un profesional o de quien ha presentado su candidatura a participar en un proyecto o programa que requiera un cierto nivel de exigencia intelectual.
  • ANÁLISIS DOCUMENTAL — Se examina un catálogo de contenidos, un cuerpo de conocimientos o un conjunto de documentación (en intranets, bases de datos o websites), para proponer modos de optimización de su registro y ordenación, mejoras de accesibilidad a la consulta y medidas de destilado de lo repetido y eliminación de lo obsoleto.
  • ANÁLISIS DE CONTENIDOS — Se examina a fondo un contenido escrito, un producto audiovisual o un material documental, deconstruyendo el conjunto en todos sus componentes, y, tras una valoración, se proponen medidas de mejora y líneas alternativas de desarrollo y explotación (reescrituras, revisiones, remodelaciones…).
  • ANÁLISIS DE ESPACIOS O MEDIOS — Se examina integralmente en fondo y forma un espacio de informacIón con todos sus contenidos y secciones, se exponen problemas o desaprovechamientos y se sugieren mejoras y desarrollos.
  • CHEQUEO DE ESPACIOS O MEDIOS — Se experimenta con la navegación e interacción de un espacio (sitio web, intranet canal de vídeo…), se identifican necesidades y se plantean medidas de corrección y mejora.

Ejemplos:

  • Análisis y diagnóstico de competencias de las personas de un área en una organización.
  • Elaboración del mapa competencial y de conocimientos técnicos de una empresa.
  • Elaboración de un mapa de conocimientos técnicos necesarios para un sector o para determinados puestos de una empresa.
  • Definición de los perfiles profesionales que deben asociarse a diferentes puestos de una empresa, con sus competencias.
  • Análisis de todos los componentes de un programa formativo extenso que contiene varios módulos y niveles, soportes y metodologías diversas y contenidos en parte desactualizados o en formatos poco utilizables.
  • Chequeo de la prestación de un formador en sus acciones presenciales.
  • Análisis del sistema de archivo documental de una empresa.
  • Análisis de un catalógo de módulos didácticos con diferentes soportes y metodologías, oferta on line de una escuela de negocios.
  • Valoración global de un programa televisivo con varias secciones y diferentes conductores, a partir de varias emisiones.
  • Chequeo de conocimientos de unos candidatos a un puesto, a través de cuestionarios y pruebas.
  • Evaluación de la calidad y autonomía de varios proveedores de una empresa que hace contenidos: documentalistas, redactores, correctores, autores, traductores, formadores y ponentes…
  • Análisis y chequeo a fondo de un sitio web (continente y contenidos) que incluye muchas secciones e información, pero se soporta en un template antiguo, poco intuitivo para la navegación y con mala visibilidad en móbiles y tabletas.
  • Análisis de todo los documentos contenidos en la intranet de una empresa, de los accesos a esta y del modo de presentación.

Se da en proyectos que requieren indagar en un ámbito de actividad con el fin de identificar los factores y variables de influencia que dan lugar a problemas, conflictos o disfunciones, o atascan o ralentizan su evolución, todo ello con vistas a proponer soluciones de mejora y optimización y medidas que sirvan para aprovechar las oportunidades de desarrollo detectadas, activar otras líneas de negocio o asumir nuevos objetivos.


Rasgos definitorios:

  • La consultoría suele dar lugar a la realización de inventarios, análisis, chequeos, entrevistas e informes con el fin de, por un lado, describir y detectar realidades, y por otro, de prestar asesoramiento para plantear soluciones y aplicarlas.
  • Se diferencia del mero asesoramiento en que este se limita a la valoración rápida de situaciones concretas seguidas de propuestas inmediatas de actuación o reformulación de criterios, o de un acompañamiento y guía para la acción, decisión o creación, mientras que la consultoría exige una visión más global y es más invasiva.
  • En ocasiones, de tratarse de proyectos de cierta dimensión, implica un cierto desembarco presencial en el ámbito de actividad correspondiente (que puedei incluso resultar aparatoso), pero en el marco en el que se mueve esta oferta de servicios lo habitual son tareas mucho más concretas y discretas, enfocadas a pequeñas organizaciones, profesionales o miembros activos de los entes de la vida política o ciudadana (partidos, sindicatos, instituciones…), solo con perqueñas incursiones en el ámbito de actividad.
  • Muy a menudo algunas tareas se realizan en colaboración con los propios equipos de consultoría interna de las empresas, como refuerzo de actividades o para un aporte de ideas y visiones críticas que contribuya a generar conclusiones más contrastadas y visiones más neutrales.
  • Conectados con la consultoría, pero sin constituir propiamente esta tarea, pueden elaborarse informes a partir de las conclusiones recabadas por los equipos de empresas consultoras en proyectos con sus clientes o por consultores internos, ocn lo que la labor es de decantación de información descriptiva, valoraciones, criterios y recomendaciones). Es algo más que una mera REDACCIÓN, pero algo menos que la CONSULTORÍA propiamente dicha.
  • La consultoría puede incluir la aplicación de las medidas propuestas, pero en otras ocasiones puede finalizar con el informe y sus propuestas. Asimismo, la consultoría puede lleva asociadas la realización de ciertos trámites (GESTIÓN) y algunas orientaciones técnicas (ASESORAMIENTO).
  • En general, no se asume como consultoría un encargo que puede satisfacerse mediante una acción de ASESORAMIENTO o una tarea de ANÁLISIS (salvo en el caso de los informes de decantación).

Modalidades:

  • CONSULTORÍA — Supone asumir completamente la actividad indagadora. En esta oferta de servicios, se limita a pequeñas organizaciones o ámbitos de actividad y a profesionales.
  • INFORME DE CONSULTORÍA — Implica decantar en un informe todos los datos recabados y conclusiones extraídas por el equipo de una consultora que ha llevado a efecto la indagación, o por distintos consultores independientes, contrastando la información con sus autores para asegurar que lo expuesto es reflejo fidedigno de la acción de consultoría.

Variantes:

  • DE ORGANIZACIÓN O FUNCIONAMIENTO — La indagación se realiza respecto de aspectos referidos a la estructura y funcionamiento de una empresa, área o equipo (recursos materiales, procedimientos, protocolos…).
  • DE RRHH Y FORMATIVA — Busca describir una situación funcional y competencial en una empresa, institución, área…, en cuanto a sus recursos humanos, y asociar acciones de diagnóstico y evauación, programas e itinerarios formativos y planes de carrera para conseguir mejoras de rendimiento y de calidad.
  • DE COMUNICACIÓN — Tiene por objeto analizar y diagnosticar los modos y criterios de creación y explotación de productos en canales y medios audiovisuales, o las prestaciones comunicativas de medios, empresas o entidades de la vida política.
  • CREATIVA — Indaga en los criterios que se siguen en una empresa, institución, productora o medio para elaborar productos contenidos técnicos, divulgativos, literarios, para el entretenimiento o de comunicacion.

Ejemplos:

  • Conocimiento del nivel competencial de un equipo de trabajo o del plantel profesional de un área de la organización.
  • Creación o actualización de mapas de competencias (conocimientos y habilidades) adecuadas para la actividad de una empresa o área de la organización, con diversos niveles descriptivos.
  • Propuestas de mejora y coordinación de las acciones de formación existentes en una organización.
  • Valoración global de itinerarios formativos y planes de carrera de una empresa, con propuestas de mejora o adecuación.
  • Valoración de los criterios seguidos en la selección de personas por un departamento de recursos humanos o por diversas áreas de una empresa (si actúan por separado).
  • Creación de un sistema de comprobación y evaluación regular del desempeño profesional de una empresa: vendedores, jefes de proyecto, formadores, comunicadores…
  • Indagación en una empresa de formación para averigiar cuáles son las causas de los reiterados fracasos experimentados en los proyectos de elaboración de contenidos y diseño de productos y acciones.
  • Valoración del criterio de documentación de la información y registro en una empresa.
  • Propuestas de planes de mejora comunicativa a nivel de equipos, áreas, departamentos o empresas.
  • Valoración global de criterios seguidos en una línea editorial para promocionar obras y aplicar filtros a las propuestas.
  • Valoración global del funcionamiento de una línea de producción editorial o de programación audiovisual a partir no solo del examen de los productos generados sino analizando también los criterios seguidos para la puesta en marcha de proyectos, la aprobación de propuestas y la elección de responsables y colaboradores.
  • Redacción de un informe de consultoría a partir de los datos y conclusines obtenidos por un equipo interno de una empresa, contactando con los participantes para concretar el contenido.

Esta actividad incluye, de manera amplia, todas aquellas tareas que consisten en proporcionar apoyo, guía y orientación a quienes quieren o deben afrontar determinados retos creativos o persiguen en su actividad profesional objetivos funcionales que deben nutrirse de contenidos y requieren apoyarse en instrucciones, ideas, criterios, pautas y consejos.


Rasgos definitorios:

  • El asesoramiento puede consistir tanto en un apoyo esporádico que refuerce al destinatario en su proyecto como en una guía continuada para ayudarle a lograr el objetivo previsto.
  • Se puede obtener guía y apoyo para muy diversos objetivos: elaborar materiales funcionales de utilidad en el negocio, alimentar fases iniciales de proyectos con ideas, valorar escenarios y analizar riesgos e impactos, articular planes de contingencia en proyectos y situaciones diversas, desplegar estrategias comunicativas, disponer de ideas y argumentos convincentes en reuniones o debates, mejorar la eficacia de planes, propuestas, proyectos y negociaciones, resolver dudas jurídicas o de otros ámbitos técnicos sobre aspectos de la actividad profesional, conseguir una mejor performance en actos presenciales, elaborar obras creativas, diseñar espacios de comunicación personalizados en la web…
  • Aunque en esta oferta de servivios la actividad de asesoramiento se orienta fundamentalmente a la creación y mejora de contenidos, se proporcionan igualmente asesorías de utilidad para la toma de cierto tipo de decisiones: inversiones, optimización fiscal, aseguramiento, contratación…
  • Aunque puede haber asesoría o guía solo presencial, a menudo se reflejan los avances o las conclusiones y propuestas en documentos e informes, dejando constancia de alternativas, ventajas, riesgos, líneas de actuación
  • El asesoramiento se diferencia de la CONSULTORÍA en que esta supone un abordaje más global de un problema y requiere una indagación más amplia, contactando con diferentes interlocutores de una organización (no va dirigida a un profesional individualmente o a un área de pequeña dimensión y actividad restringida).

Variantes:

  • ASESORAMIENTO REGULAR — La asesoría o guía en ocasiones se inserta en una actividad que toma la forma de guía, mentoring, coaching o tutoría que implica una acción continuada, bien durante un periodo predeterminado, bien de modo indefinido hasta que se considere innecesario prolongarla).
  • ASESORAMIENTO OCASIONAL — La asesoría o guía permite plantear alternativas para tomar decisiones, siempre con relación a un reto, problema o conflicto concreto. Finaliza cuando este objetivo se cumple, se considera que hay ya suficientes pautas para lograrlo, finaliza el tiempo pactado o se trasmiten todas las propuestas.
  • ORIENTACIÓN — De las descripciones y diagnósticos no se derivan sugerencias, sino solo alternativas comentadas con sus pros y contras. Generalmente supone una acción única de transmisión de información, aunque pueda repetirse con cierta periodicidad.

Modalidades:

  • ASESORAMIENTO EN PROYECTOS — Supone un apoyo a los responsables de proyectos de formación, comunicación o emprendimiento, con incidencia especial en el análisis de documentación, el diseño de contenidos de formación o de comunicación y la selección y coordinación de profesionales en ciertas tareas creativas.
  • ASESORAMIENTO EN ACTIVIDADES — Ayuda a empresas o profesionales a mejorar sus prestaciones en cierto tipo de actuaciones, comunicativas o creativas.
  • ASESORAMIENTO CREATIVO — Sirve como guía para empresas que tiene como proyecto promover publicaciones o productos comunicativos o para autores que necesitan apoyo para dar forma a sus proyectos.
  • ORIENTACIÓN JURÍDICA — Permite describir situaciones y plantear decisiones alternativas de mejora en aspectos como la fiscalidad, la contratación, la puesta en marcha de pequeños negocios, el aseguramiento…, sin condicionar al asesorado.
  • ORIENTACIÓN TÉCNICA — Incide sobre otros asepctos en los que es preciso conocer el marco de juego y tomar decisiones: derechos de propiedad intelectual, publicación de contenidos, protección de datos, cumplimiento normativo, reputación…

Ejemplos:

  • Suministro de ideas a editoriales, productoras y promotoras creativas destinadas a dinamizar o reactivar contenidos destinados a su publicación, rodaje o explotación comercial.
  • Apoyo, guía y asesoramiento inicial para autores de obras y materiales en general (directamente o a través de promotores editoriales).
  • Asesoramiento (coaching) creativo continuado para autores que deseen elaborar obras de ficción o ensayos sobre temáticas diversas (directamente o a través de promotores editoriales).
  • Guía y apoyo para convertir un contenido de ghostwriting (primera versión) en una obra de autoría persona (versión final)
  • Apoyo y guía en el diseño, puesta en marcha y mantenimiento de blogs, redes sociales y otros websites.
  • Suministro de ideas y valoraciones para ejecutivos, directivos, jefes de proyecto y responsables diversos de entidades e instituciones, orientadas a configurar planes y propuestas y desarrollar estrategias.
  • Apoyo inicial, estructural o de acabado para la elaboración de ciertos proyectos académicos (sin traspasar los límites razonables en este tipo de actividad personalísima).
  • Apoyo, guía y asesoramiento para gestores comerciales y responsables de marketing (sobre diseño, desarrollo y despliegue de planes comerciales).
  • Apoyo técnico (a distancia o presencial) y asesoramiento para reuniones con directivos y ejecutivos (en la propia empresa, con otras colaboradoras o en visitas a empresas clientes).
  • Elaboración de planes personales de mejora comunicativa (oral y escrita).
  • Orientación y preparación de materiales para autores inéditos o con escasa experiencia que deseen confeccionar propuestas y enviarlas a editoriales.
  • Ayuda en la definición precisa de encargos a colaboradores en procesos de outsourcing o en proyectos internos, así como en la valoración de resultados (de productos resultantes y de proveedores).
  • Confección y suministro de premisas, fundamentos, planteamientos, peticiones, alternativas… que permitan su posterior manejo en reuniones sobre proyectos o en acciones de negociación, mediación o ejercicio de derechos.
  • Transmisión de fundamentos, ideas y respuestas que permitan afrontar con seguridad intercambios dialécticos o situaciones que requieran reacciones, declaraciones, matizaciones o rectificaciones (incluyendo el ámbito político).
  • Orientación jurídica, financiera y fiscal para particulares y profesionales (en inversiones, suscripción de seguros, contratación, propiedad intelectual, declaraciones fiscales, programas y ayudas, creación de sociedades, cumplimiento normativo…).

En esta gama de servicios se incluyen algunas acciones dirigidas a apoyar a equipos de proyecto, redes de colaboradores y profesionales en trámites, tareas y decisiones de tipo técnico o en la coordinación de proyectos con componentes comunicatuvos o creativos.


Rasgos definitorios:

  • Entre las gestiones, se incluyen las labores de coordinación de la actuación de otros profesionales (en el marco de programas formativos, iniciativas de información o divulgación, espacios de comunicación, acuerdos con proveedores…).
  • Por extensión, se incluyen también aquí las acciones de comunicación presencial cuando van ligadas a la elaboración previa de algún contenido, aunque también puede tratarse de imparticiones ocasionales (en programas formativos) o apoyo a formadores.
  • Los servicios de esta categoría suelen combinarse con otras tareas de naturaleza distinta (en proyectos creativos, iniciativas de asesoramiento, programas formativos, elaboración de contenidos diversos…), aunque en determinadas circunstancias puedan constituir la parte más relevante de un proyecto o incluso prestarse aisladamente.
  • Cuando se trata de la coordinación de actos presenciales, no se incluyen las tareas logísticas (contratación y preparación de espacios, convocatoria de asistentes, promoción de los actos, gestión de desplazamientos y estancias…), aunque algunas de estas gestiones pueden integrarse en proyectos de cierta dimensión o puede prestarse apoyo a quienes las conducen.
  • Aunque generalmente la realización de gestiones o las actuaciones presenciales que no son de asesoramiento se encuadran, como complemento, junto a la prestación de otro tipo de actividades (diseño, redacción, remodelación, consultoría…), excepcionalmente pueden constituir el objeto único de un proyecto o encargo.

Modalidades:

  • VIRTUAL — Se realiza a través de instrumentos o medios de comunicación o mensajería.
  • PRESENCIAL — Supone la presencia en reuniones, visitas, actos o eventos.

Variantes:

  • DINAMIZACIÓN — Coordinación y conducción de espacios de comunicación (foros, secciones de debate o preguntas, cuentas en medios sociales, secciones de comentarios en blogs o sitios web corporativos…).
  • ATENCIÓN PERSONALIZADA — Tareas que requieren atender personalmente a usuarios, clientes, profesionales… (evacuación de consultas o reclamaciones, información directa a clientes o usuarios sobre aspectos técnicos, tutorías en programas formativos…).
  • COORDINACIÓN — Coordinación en proyectos que supongan la elaboración de contenidos, cuando hay diversos autores y es preciso realizar labores de selección, evaluación, encargo, seguimiento, control, revisón, rediseño y acabado, y en ocasiones negociar precios y calendarios y gestionar contingencias.
  • VISITAS — Apoyo a profesionales que requieren refuerzo técnico en reuniones con clientes potenciales, clientes actuales, socios, partners ocasionales, colaboradores, proveedores…, o a particulares que precisan de asesoramiento para acudir a ciertos profesionales o entidades
  • SESIONES Y ENCUENTROS — Colaboración con empresas, medios o instituciones (o con profesionales) en la realización de encuentros de debate o comunicación, y apoyo a formadores en la impartición de sesiones informativas o formativas.
  • ENTREVISTAS — Conducción de entrevistas a profesionales y expertos.
  • TAREAS WEB — Asunción de la labor de puesta en marcha de un sitio web (tras su diseño), incluyendo la personalización, o las posteriores de mantenimiento del programa soporte y de suministro de contenidos para secciones.

Ejemplos:

  • Dinamización y conducción del foro para actividades, debate y resolución de dudas en el que pueden participar los inscritos a un programa formativo y otros espacios de intercomunicación on line.
  • Resolución telefónica de consultas técnicas en un programa para opositores.
  • Coordinación y seguimiento de proveedores creativos o técnicos en un proyecto editorial o formativo.
  • Visitas de observación a puntos de venta con la función de mistery shopper.
  • Acompañamiento a un particular o profesional al despacho de un abogado.
  • Coordinación de la impartición de acciones formativas presenciales que requieran la actividad simultánea (o cercana en el tiempo) de diferentes ponentes, dentro de un mismo programa.
  • Participación en sesiones de brainstorming y de valoración de iniciativas.
  • Reunión con un político para aportar ideas en campañas.
  • Participación en una mesa redonda junto con otros expertos o especialistas.
  • Impartición de sesiones presenciales acerca de un determinado tema dentro de un programa formativo.
  • Apoyo presencial técnico a un formador, en un programa que incluye varias sesiones presenciales.
  • Conducción de una reunión en una comunidad de propietarios con vistas a la elaboracion de estatutos y reglamentos internos.
  • Apoyo a un particular para negociar con entidades financieras o contrapartes contractuales.
  • Apoyo técnico a un jefe de proyecto en las visitas a un cliente potencial y a posibles colaboradores o proveedores.
  • Realización de encargos a proveedores que requieren precisar con mucho detalle los parámetros de la tarea encomendada en un proyecto.
  • Entrevista a un escritor para un medio de comunicación.
  • Información jurídica para clientes potenciales o actuales de una aseguradora o de un servicio post venta de una ampresa de suministros.
  • Tareas de mantenimiento y de coordinación de autores y colaboradores en un blog, con perfil de administración o edición.
  • Puesta en marcha de un nuevo sitio web en WordPress, y personalización CSS de la plantilla.

Estas son algunas consideraciones sobre las tareas citadas.


  • La redacción se da en todas las actividades, en mayor o menor medida. Incluso se precisa en muchos encargos de asesoramiento, consultoría y gestión , ya que suelen conllevar elaboración de informes de avances o finales.
  • Asimismo, la redacción implica en muchas ocasiones la documentación, y conlleva siempre correcciones y revisiones en el proceso de elaboración del material.
  • Muchos encargos implican la combinación de varias de estas actividades, sea simultáneamente, sea como fases encadenadas.
  • Del mismo modo, hay encargos en los que la actividad dominante prevista deja paso a otra una vez constatadas las necesidades del producto o acción o del proyecto: una asesoría o guía puede devenir consultoría; una revisión mutar en análisis, remodelación, o transformación; un análisis, transformarse en asesoramiento…
  • En esta oferta de servicios, las tareas de consultoría se dan preferentente ligadas a la elaboración de contenidos, la formación y la comunicación. No obstante, también se refuerzan equipos de consultoría de otros ámbitos en tareas concretas.
  • Hay encargos que pivotan sobre una actividad; otros, sobre un tipo de contenido; otros, sobre una necesidad; pero hay también proyectos en los que se combinan varios de estos puntos como parámetros. En realidad, siempre depende todo de la necesidad, pero el cliente puede enfocar su petición con más o menos concreciones y condicionantes.

Encontrarás más información sobre NECESIDADES, CONTENIDOS y FORMATOS en los ménus de la barra lateral derecha. ►►►